Conocimientos que no sirven para nada

sábado, junio 02, 2007

Selección natural

Francis Bacon, Esquilo, Tycho Brahe, Horace Wells... ¿Qué tienen en común? ¿Ser grandes intelectuales? ¿Que la mayor parte de los graduados en la ESO no saben quiénes son? ¡No! Bueno, sí. Pero además, son grandes lumbreras que encontraron la muerte haciendo gala de no poca estupidez o absurda mala suerte.
Ticho Brahe, astrónomo que preparó el camino para que Newton enunciara sus leyes, era un gran bebedor. En cierta ocasión acudió a un banquete en el que volvió a demostrar que era una puta esponja, como era común. El problema fue que, en pleno siglo XVI, levantarse de la mesa antes de acabar de comer era un insulto y Brahe no había ido antes de sentarse. Típico caso de gran científico y madre negligente. El resultado final fue que su vejiga explotó y Brahe murió 11 días después.
El caso de Esquilo es peor. Ser el padre de la tragedia griega y acabar como un personaje de Hot Shots tiene que dar muy mal rollo. El pelón Esquilo murió cuando un águila dejó caer una tortuga sobre su monda cabeza, confundiéndola con una roca.
Por supuesto, hay más casos históricos. Pero si algo iguala a la Humanidad es la muerte. Y el odio a Ramoncín. Pero en cuanto a la muerte, también los personajes anónimos pueden abandonar este valle de lágrimas provocando la hilaridad del prójimo. Para premiar tal esfuerzo se han creado los Premios Darwin, un homenaje a aquellos que ayudan a la evolución de la especie quitándose de enmedio y/o imposibilitando su reproducción.
Los premios Darwin, instituidos por Wendy Northcutt, premian cada año las muertes más absurdas autoinfligidas de manera espectacular por los más torpes del planeta (que dejan paso así a nuevas generaciones de candidatos).
Ejemplos de premiados han sido:
  • El tipo que saltó de un avión para grabar acrobacias de caída libre... sin ponerse su paracaídas.
  • Un hombre que trataba de ver el interior del cañón de un arma cargada... iluminándose con un mechero.
  • Otro de mechero: se iluminó con él para comprobar si un depósito de combustible contenía o no material inflamable. Lo contenía.
  • Una pareja murió aspirando helio de un globo. El helio no es letal, salvo que lo uses como sustitutivo del oxígeno. Sus últimas palabras... sonaron como si las dijera un pitufo.
  • Un predicador estaba convencido de que con la fe suficiente podría caminar sobre el agua. Para demostrarlo, decidió bajarse de un ferry en marcha. O su hipótesis estaba equivocada o no tenía bastante fe. Tampoco hubiera sido mala idea aprender a nadar antes de intentarlo.
  • Es mala idea volar una cometa con un hilo de cobre cerca de unas líneas de alta tensión. Y si encima eres electricista, es una estupidez.
Los premios Darwin han dado lugar a varios libros e incluso una película:



Como dirían en el pueblo de Gila: "me habéis matado al hijo, pero lo que me he reído...".

Etiquetas:

2 conocimientos más:

  • Un famoso arqueólogo del área maya, Puleston, murió fulminado por un rayo cuando estaba en lo alto de una pirámide (maya, por supuesto) tomando fotos, en medio de una tormenta. No sé si es poético o estúpido.

    Por Blogger Misia, fue el 6/04/2007 04:05:00 p. m.  

  • Lo de la tortuga es brutal. Así que Esquilo era calvo como una bola de billar...

    ¿La palabra esquilar tiene raíz griega?

    Por Blogger Gato, fue el 6/04/2007 10:58:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home